Municipalidad de Chillán Viejo

MUNICIPALIDAD DE CHILLÁN VIEJO

Municipalidad de Chillán Viejo comenzó la aplicación de “matapolvo” en la zona urbana de la comuna

Son 22 mil metros cuadrados de matapolvo, los que la Municipalidad de Chillán Viejo tiene contemplado aplicar en distintos puntos de la zona urbana de la comuna y que tiene un costo que bordean los 5 millones y medio de pesos.

“Cuando esta la polvareda, te salta todo el polvo y no podemos estar afuera ni nada, pero ahora con esto (aplicación del matapolvo) si se podrá. Se había pedido hace un mes atrás, pero esta licitación aún no estaba, pero llegó igual y se agradece muy buena la gestión”, comentó Jorge García.

La gran inversión se gesta a solicitud de los vecinos, con lo cual se busca disminuir el polvo en suspensión por el paso de vehículos, que en zona urbana es bastante. Cabe destacar que el municipio priorizó 11 puntos a intervenir en zona urbana y que partió en una primera etapa en las calles San Bartolomé, 25 de Septiembre, Los Olmos, Avenida Reino de Chile y Las Canoas.

“Comenzamos con la aplicación de supresor de polvo, más conocido como matapolvo y vamos a estar en muchos lugares y en muchos callejones que no están hoy enrolados ni con tuición de Vialidad. También vamos a estar aplicando en cada lugar, dos a tres veces, de manera que el tiempo que dure permita que todo este verano nuestras vecinas estén sin este polvo que es tan molesto en la casa y en el mismo caminar de los peatones”, confirmó el alcalde Jorge del Pozo.

El Departamento de Obras Municipal, confirmó que a partir de esta semana se anexarán, en el casco urbano, las calles Carlos Jungue (entre Erasmo Escala y Serrano), Paula Jaraquemada (entre Serrano y Luis Araneda), Cabildo (entre Paula Jaraquemada y Pablo Neruda), Luis Araneda (entre Olivares y San Bartolomé) y 20 de Agosto (entre Carlos Jungue y final de 20 de Agosto).

“Me parece estupendo, porque aquí era una mugrería (sic), había que estar baldeando a cada rato de la mañana. Es mucho y este año ha sido mucho más (la cantidad de polvo). Tanto auto que pasa como hay locomoción, los colectivos y cuanta cosa, entonces era mucho”, confesó Liliana Illanesa.

Cabe destacar que el camión que dispersa este líquido supresor de polvo, lo realiza tres veces en cada punto, para que su duración sea mayor y así poder mejorar la calidad del suelo de las calles que requieren este tratamiento.

“El polvo, las piedras en el verano y los hoyos en el invierno, para los niños que están en el liceo Tomas Lago es terrible. Ahora estoy más tranquila con esto obviamente y felicitar a la gestión que han hecho esto y un agradecimiento al alcalde y sus funcionarios, porque aquí hay un alcalde y un funcionario que es bueno y que se sigan haciendo estas cosas donde hay caminos que queden por pavimentar o echar este matapolvo. Es bueno para los niños sobre todo, para los adultos mayores y las personas que pasan en silla de ruedas, a veces es bien difícil para ellos y esto mejora la calidad de vida para todos los vecinos que viven para acá”, sostuvo Virginia Salazar.

Skip to content